Especies en peligro

Somos una verdadera especie en peligro de extinción. Recibimos palos por todas partes: la gente a la que no le gustan los coches, los que no entienden que prefiramos gastar nuestros ahorros en algo con ruedas, un volante y un motor; los políticos que ponen impedimentos, trabas e impuestos por doquier a los coches…

Avisados estáis…

Pero, aun así, yo estoy orgulloso de decir a los cuatro vientos que me gustan los coches, que soy un friki de ellos, y que disfruto con ellos a pesar de todos los sinsabores. ¿Por qué nos gustarán tanto los coches?

Esta pregunta no tiene una sola respuesta, ni tampoco es de fácil solución. Como decía en la introducción, la gente con la que te relacionas en el trabajo te mira raro cuando les dices que te gustan los coches, y no digo nada de las caras que ponen si te ven aparecer con el zarrio que tienes para entrar a circuito haciendo ruido (true story).

Tampoco hay nadie en su sano juicio (excepto un Petrolhead, que ya sabemos que muy bien de la cabeza no estamos) que comprenda que nos guste más gastar nuestros ahorros en comprar un coche, o mejorar el que ya tenemos, en lugar de invertirlo en una casa, o en un mueble para la cocina, o en un televisor de 60”. Total, una casa se revaloriza con el tiempo y, salvo en época de crisis, lo normal es vender por encima del valor que nos costó. Pero ¿con qué coches puedes recuperar la inversión inicial? Realmente con muy poquitos coches, con el resto perderás dinero desde el primer minuto.

Estamos de acuerdo en que tratar de especular con la compra de un coche es algo muy arriesgado, pues primero hay que invertir en un coche random, preferiblemente de segunda mano para invertir relativamente poco en él, y con visos de convertirse en un futuro clásico si no lo es ya. Y de primeras nos tocará dejarnos buena parte de nuestros ahorros en cambios de aceites, fluidos varios, frenos, suspensiones, etc. Y, después de todos estos esfuerzos, igual con un poco de suerte no llegamos a recuperar ni un 10% más de todo lo invertido, porque quisimos jugar a ser adivino y el coche que compramos no es la mina de oro que creíamos tener.

Uno de los pocos coches que apenas ha perdido su valor inicial.

Otro tema son los atascos. Si vives en una gran ciudad y usas el coche como medio de transporte, intentar salir a determinadas horas del día no hace sino aumentar tu estrés, y apenas disfrutarás de tu pasión por la conducción.

Y por si todo esto fuera poco, nos quedan nuestros queridos políticos. Desde hace ya unos días ha comenzado Madrid Central, que limita la circulación de vehículos que no cumplan con una serie de requisitos (vamos, que lleven un motor gasolina o diésel). Hace un mes, nos enterábamos de que para 2040 no habrá más coches de combustión a la venta. Nos crujen con impuestos de circulación, con aparcamientos SER/ORA en la calle, con unas ITV cada vez más estrictas y con unos precios en los combustibles elevadísimos para lo que cuesta en realidad un litro de crudo… Pero nos siguen gustando los coches.

Al menos a mí me siguen gustando tanto o más que al principio, sigo teniendo esa sensación de cosquilleo en la tripa cada vez que pongo en marcha tanto el Frutero como el Violento; se me sigue poniendo una sonrisa bobalicona cada vez que paso por un túnel, bajo las ventanillas y hundo el pie derecho en el acelerador…

Túnel + 2 marchas menos = Epic Win

Por si fuera poco, sigo teniendo esa sana costumbre de que, cuando estoy estresado o aburrido en casa, me visto, cojo las llaves del coche y salgo a dar una vuelta sin rumbo fijo, solo por el mero hecho de disfrutar de un rato de conducción placentera, de lo que en 4Wheels 4Fun tenemos a bien llamar “conducción espirituosa”. Y creedme, cuando llego a casa, tanto mi estrés como mi aburrimiento han descendido al mínimo, a niveles prácticamente inexistentes. E incluso, otras veces, basta con llevarlo a la gasolinera más cercana y lavarlo con cariño, como si fuera tu propio cuerpo, y dejarlo apto para comenzar una nueva semana de batalla.

Esa indescriptible sensación de girar la llave (o apretar el botón) para poner en marcha el coche, que además te deleita con el ronroneo de sus cilindros; esa sensación de ir metiendo un hierro detrás de otro mientras vas ganando velocidad; esas “peleas” con el volante para tratar de meter el coche en la trazada correcta; esos olores de goma quemada, de ferodo, de gasolina… Esa sensación placentera que te invade cada vez que te acercas a tu circuito favorito a ver unas tandas, o mejor aún, a participar en ellas… Y, por qué no, esa sensación de descubrir nuevos lugares, sitios pintorescos que no habrías descubierto de otra manera que no fuese con tu coche, como aquella carretera que sube serpenteante rodeada de árboles y por la que apenas pasan tres ciclistas y cinco lugareños… todo esto hace que siga amando los coches.

Elige coche y copiloto para conducir por aquí

Quizá mis palabras volverán a caer en saco roto, y no conseguiré que nos dejen un pequeño reducto a los amantes de los coches para que podamos continuar con nuestra afición, y seguramente nos seguirán crujiendo a impuestos y continuarán subiendo los carburantes. Pero ¿sabéis qué? Por muy mal que se ponga el futuro, un servidor intentará aprovechar al máximo el presente, y seguirá disfrutando de los placeres que le proporciona el coche.

4 comentarios en “Especies en peligro

  1. Es una aficion como otra cualquiera, tan respetable como el futbol, golf, petanca etc, pero es caro, tanto adquirir el vehiculo, repararlo y mantenerlo. Y claro, debes tener un coche “normal” para poder defenderte, en algun momento, el sentido practico aparece… y todos sabemos que ir a trabajar o llevar a tu hijo/os en un coche preparado o clasico es una fuente de problemas.
    Con todo eso, disfruto de mis coches, son y seguiran siendo uno de mis hobbies, y vivir las aficiones con pasion hace que de igual las restricciones politicas, el precio del caldo, o todas otras formas, igual de respetables de gastar dinero (tv, suv, estatus social).
    Golf gti mk2, bmw 325i, gran cherokee 4.0 + compacto actual

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.