¿Coches… o mascotas?

Seguro que no estoy solo. Quiero creer que, en esta forma de tratar a los coches como si fueran una mascota no soy el único loco. Creo que alguno de mis amigos piensa igual que yo.

ForoMascotas.

¿Quieres saber qué relación tienen los coches y las mascotas? Pues sigue leyendo, porque seguro que en más de una línea estarás de acuerdo conmigo.

Cuando tienes gasolina en las venas (o gasoil, vaaaale, aceptamos barco), la locura Petrolhead te puede afectar en mayor o menor medida. Pero cuando tratas a tu coche como si fuera tu mascota y pasas a ponerle un nombre y a hablar con él, la locura ya es definitiva e incurable.

Y tras esta pequeña introducción, quiero contaros el nombre de mis mascotas coches y el porqué de su origen, porque cada uno de ellos tuvo o tiene un nombre por alguna de sus características.

Opel Tigra – Botijillo

Mi primer coche, el Tigra Mk1 1.4 16v de 90cv, fue el primero al que le puse un nombre, debido a que era un coche menudo, pequeño, manejable… vamos, como un botijo. Aunque como apenas estuvo conmigo un año y medio, no me dio tiempo a cogerle cariño ni tampoco a echarle de menos. Y al ser anterior a la era digital, apenas le hice una o dos fotos como mucho, las cuales ni siquiera conservo. Curiosamente, volví a verlo poco tiempo después de venderlo y muy cerca de una zona que frecuentaba muy a menudo…

Mi botijillo no llevaba alerón, pero era como este.

Skoda Octavia 2.0 TDI – Preddy

Mi primer Octavia tuvo nombre anglosajón, diminutivo de Predator. ¿Y cómo le puse ese nombre? Pues fue volviendo de un viaje de Zaragoza por la autovía, cuando me fui acercando a una furgoneta que iba despacio en el carril izquierdo y se me vino a la mente la imagen de un ave rapaz lanzándose de lleno a por su presa. De Predator evolucionó a Preddy y de ahí a McPreddy debido a una parte de la historia que es mejor que permanezca oculta. ¡Ah! Y se lo quedó mi padre, con lo cual a día de hoy lo puedo seguir conduciendo de vez en cuando.

Preddy, 200.000 km juntos en 4 años.

Skoda Octavia 2.0 vRS TDI – Tigretón

El segundo Octavia era de color blanco (supongo que lo seguirá siendo en manos de su dueño actual), y mi MDR me dijo que le recordaba a uno de esos tigres blancos, por aquello de ser rápido y de color verde flúor blanco, así que de tigre derivó a Tigretón como apelativo cariñoso. Aunque luego el puñetero se rebeló con una buena lista de averías. Aún así y todo, sigue siendo el coche al que más kilómetros he hecho (283.000 tenía cuando lo vendí) y que más tiempo he aguantado (7 años). Al menos me di el capricho de hacerlo por completo a mi gusto (lo pidieron a fábrica con prácticamente todos los extras que se le podían poner) y me dio mis buenos ratos.

Tigretón. La evolución de Preddy en versión “chula”.

BMW 328i E36 – Kuro

Mi primer E36 era de color negro, con su pack M, su techo solar, unos asientos de cuero que daba gusto verlos por lo bien cuidados que estaban… y le puse Kuro, que en japonés tiene que ver con el color del coche. Pero el pobre tenía problemas de retención de líquidos, y lo acabé vendiendo a un chaval que lo acabó despiezando. Así que supongo que seguirá vivo, de alguna manera, formando parte de otros E36. Eso sí, el apelativo dio lugar a que algún amigo me recordase lo de “Danza Kuduro” 😀

Kuro. Prometía, pero se quedó a medias.

BMW 328i E36 – Fujur

El segundo E36, el que ahora tiene mi amigo Álvaro, tuvo unos inicios un poco complicados, ya que estuvo en la UCI seis meses ingresado por diferentes problemas (bomba de agua, cláusor, termostato…). Esos seis meses parecían la Historia Interminable, y qué mejor personaje que Fujur para darle nombre al E36, que está viviendo una segunda juventud con su dueño actual, y de hecho se podría decir que ha mejorado ostensiblemente.

Fujur, ahora renombrado como Zarrio mono.

BMW 335xi E91 – Turbo Frutero

Ya sabéis que a los coches familiares les llaman fruteros, por lo que en este caso esa parte estaba clara. Y el “turbo” viene porque tiene dos, y porque cuando me movía en los foros del Grupo VAG y del Octavia en particular, había un chaval que tenía un vRS amarillo al que llamaba Turbo Piolín. Así que el mío fue nombrado Turbo Frutero (no nos estrujamos demasiado las meninges para encontrarle nombre, jejeje).

De sobra conocido ya por estos lares.

BMW 323ti E36 – Violento

Hace ya tiempo, cuando tenía a Kuro, me entretuve viendo hilos de foros anglosajones sobre los E36 referentes a la extensa paleta de colores disponibles tanto de serie como con el programa Individual de BMW. En esa gama Pantone aparecía un color que me llamó mucho la atención, el Techno Violet, y leí que algún forero lo llamaba “Techno Violence”. Así pues, y dado que mi Compact es Techno Violet, el nombre de Violento cae por su propio peso.

Apoyado subiendo Pegaso.

Para terminar con esta entrada, no quiero despedirme sin dejar esta frase mítica: “Solo entiende mi locura quien comparte mi pasión”. Y vosotros, queridos lectores, ¿también le ponéis nombre a vuestros compañeros de aventuras? Contadnos sus historias en los comentarios o en nuestra página de Twitter.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.