Deportivos V6

Esta vez queremos desde 4Wheels 4Fun hablar de aquellos coches deportivos “de verdad”, de los de antes, de los que no tenían problemas a la hora de sacar su potencia a base de cilindros (6 en este caso) y de cilindradas grandes, no a base de un 1.0 turbo. Y por una vez prometemos no hablar de los BMW E36, palabrita. Más que nada porque llevan 6 pucheros pero uno detrás de otro, en fila india 😉

¿Por qué un V6?, os estaréis preguntando. Muy bien, para el que esto escribe los motores de 6 cilindros son unos motores que ya van bastante redondos, que suenan maravillosamente bien y que pueden tener una potencia bastante curiosa. Sí, los V8 irán mejor, los V10 más aún, pero se trata de buscar deportivos que un Petrolhead con un sueldo normalito pueda permitirse sin descapitalizarse en exceso.

Maserati V6

No, probablemente tampoco podremos tener un Maserati… ¿O sí?

Recordad también que el bolsillo de un Petrolhead medio como nosotros es limitado, por lo que no me vale poner de ejemplo de deportivos con V6 un Honda NSX o un Nissan GT-R, ¡que os conozco!

Nissan 350Z

No soy mucho de japos, pero he de reconocer que si estuviese buscando un deportivo V6 no excesivamente caro sería la primera opción que buscaría. Un coche de sobra conocido entre los que somos amantes de los videojuegos (en la saga Need For Speed son de los primeros coches que te permiten comprar), con un motor que iba desde los 280 cv en las primeras versiones hasta los 306 cv de los últimos, los más recomendables. Por supuesto son propulsión trasera y tienen un peso contenido, alrededor de 1400-1500 kg. Y con la preparación Nismo queda un coche de lo más pintón. Si nuestro bolsillo nos lo permite, buscaría un 370Z, más moderno y, en mi opinión, más bonito que el 350. A partir de unos 10.000 € no debería ser complicado hacerse con uno.

Nissan 350Z

¿Me pone tres como ese, me hace el favor?

Alfa Romeo Brera

También un coupé con un diseño muy bonito (aunque ya sabemos que lo del diseño es cuestión de gustos), el cual monta el motor V6 JTS de 258 cv, aunque no se trate del espectacular y famoso Busso de Alfa (que sí que encontraríamos en el Alfa GT, con un diseño más… particular). Sin ser un coupé al uso, sino un compacto, encontraríamos al 147 GTA, también muy interesante si lo que buscamos es un coche para poder llevar a la parienta y a los pequeños detrás. Y para muchos, el sonido del Busso es uno de los mejores sonidos ever. Por unos 6.000 € puedes hacerte con uno, 10.000 en el caso del GTA.

Alfa Romeo Brera

Es innegable su belleza. Uno de esos futuros clásicos.

Mercedes-Benz SLK R170

Coche pequeño, descapotable y con un encanto especial desde la primera generación, la R170: los puedes encontrar desde un precio bajo, y son interesantes dado que son muy cortitos (4 metros escasos) y tienen un peso que roza los 1400 kg. Un coche que aúna una conducción por tramos muy ratoneros con un ritmo alegre y la capacidad de dar un paseo bajo las estrellas disfrutando de la conducción nocturna. Tendríamos que buscar un SLK 320 o un 32 AMG para encontrar el V6, con potencias de 218 cv en el caso del primero y de 356 cv en el caso del hijo de Affalterbach. A partir de unos 7.000 €.

Mercedes Benz SLK

Es taaan cuqui…

VW Golf R-32

Vale, algunos me echaréis en cara que no es un deportivo, sino un compacto. De acuerdo, pero sí que en su quinta generación (y en la cuarta también), VW montó un maravilloso V6 (corrijo, VR6) de 3.200 cc de cilindrada, entregando 240 cv en el MkIV y 250 en el MkV. En esta última generación (el que yo buscaría, pues en la IV apenas se diferenciaba por fuera del Golf GTI en paragolpes y llantas de 18”), equipaba tracción total y un sonido brutal para mi gusto, yendo desde el sonido grave a bajas vueltas y agudizándose a medida que vas escalando en el cuentarrevoluciones. Y también tiene su punto sleeper, pues hay muchos chavalillos que han tuneado su Golf V cual R32, por lo que no sabes a ciencia cierta si lo que llevas delante es un 1.9 TDi de 105 cv o un R32 hasta que acelera y su sonido embriagador inunda los alrededores. Eso sí, las malas lenguas dicen que un Golf GTI anda lo mismo que un R32 (por aquello del menor peso al ser delantera y llevar turbo en lugar de ser ceposférico), pero donde esté el sonido del VR6… Desde 10.000 €.

VW Golf R32

Ese color, ese sonido… Win-win de manual.

Audi TT 3.2

Mismo motor que en el caso anterior, pero vestido de coupé puro. Monta el mismo motor del Golf, también lleva tracción total pero con un peso algo más contenido y una estética más agresiva, más cercano al típico coupé. Lo negativo es que es un 2+2, por lo que las plazas traseras no son muy recomendables más que para un uso esporádico o para niños.

Audi TT

También es interesante, ¿no creéis?

Hyundai Coupé Tuscani

Sí, el archifamoso “Celica de los pobres” tuvo un motor 2.7 V6 de 167 cv en su generación apodada “Tiburón” por los aficionados. No hay muchos en el mercado, por lo que encontrar uno que no haya sido pasto del tuning puede llevarte horas de búsqueda. A partir de unos 3.000 ya encuentras alguno que otro.

Hyundai Coupé

Tuscani de pata negra.

Opel Calibra V6

En la marca del rayo también encontramos un coupé con motor V6, concretamente un 2.5 con 170 cv, con un diseño muy bonito y que marcó un récord absoluto de aerodinámica con un Cx de 0,26, además de montar faros elipsoidales, o sea, con “lupas” para proyectar el haz de luz de una forma más uniforme. También ha sido bastante apreciado por los aficionados al tuning. Hay que armarse de paciencia para encontrar uno en buen estado.

Opel Calibra

No le queda mal el verde inglés.

Ford Probe/Cougar

Estos dos modelos de la marca del óvalo también montaron un motor 2.5 V6 de origen Mazda con 162 cv en el caso del Probe y 170 en el Cougar, y tienen un diseño típicamente coupé, y para los nostálgicos de los 80, el Probe lleva los míticos faros escamoteables. También son bastante baratos, a partir de unos 2.000 € ya hay unidades.

Ford Cougar

Un diseño peculiar.

Honda Accord Coupé

No hay apenas en el mercado, pero son coches interesantes, están baratos (en torno a 3000 € puedes hacerte con uno) y su motor de 3.0 litros entrega 200 cv. ¿La pega? Que son automáticos.

Honda Accord Coupé

Pues a mí me gusta.

Conclusión

En mi caso personal, si quisiera comprar un coche deportivo y que monte un V6 obligatoriamente, cogería un 350Z, ya que me encanta su diseño, van bien y no son excesivamente caros. Buscaría un R32 por su sonido y por si tuviera que cumplir el papel de daily-para-todo, y como coche clásico me quedaría con el Calibra. ¿Crees que se nos ha podido olvidar alguno? Si es así, dínoslo en los comentarios.

Anuncios

3 comentarios en “Deportivos V6

  1. Pingback: Que comience el juego | 4Wheels 4Fun

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.