Uno de esos días

Pues sí, hamijos, seguro que a vosotros también os ha pasado y puedo apostar a que más de una y de dos veces, una de esas veces en las que te arrepientes de la compra de tu coche y te planteas la vida.

Generalmente, las veces que te llegas a plantear estos extremos viene determinado por un punto de inflexión, normalmente una avería seria, de las importantes, y en esta ocasión me ha tocado a mí.

Mind blown

De tanto pensar se le ha quedado esa cara.

Toda esta situación comenzó mientras estaba de vacaciones a mediados de Hulio (perdón, de julio) en el norte peninsular, cuando comencé a notar tirones en el coche cada vez que aparcaba. Como quiera que estaba terminando ya mi estancia allí, tenía pensado volver a Madrid y llevar el coche al taller en cuanto volviera.

Sin embargo, al coche no se le ocurrió otra cosa mejor que hacer que, además de empezar a dar tirones al aparcar, podía empezar a trabajar con un cilindro menos, y de paso, ya que estábamos, podía rematarlo con el testigo de la diagnosis del motor. Así que no me quedó más remedio que llamar a una grúa y que me llevaran el coche a un taller de la zona.

Una vez que me atendieron en dicho taller y me pudieron realizar el diagnóstico correspondiente, me dijeron que tenía un fallo de combustión en el cilindro número tres, y que generalmente podría deberse a una bobina de encendido o un inyector. Como tenían que hacer pruebas y en caso de pedir la pieza tardarían unos días, decidí volver a llamar al seguro, otra vez a la grúa y que me lo trajeran a Madrid.

Grúa

Una imagen a la que ya me he acostumbrado.

Mi seguro (se han portado muy bien con respecto a este incidente) me puso un vehículo de alquiler para poder volver a casa, un Hyundai i30 de gasolina (ya hasta las empresas de alquiler están dejando de lado tanto diésel, moooooola), que cargó con todo el equipaje que llevábamos sin rechistar y que se movía decentemente para los 120 cv que tenía.

Una vez que me trajeron el BMW al taller, y después de unos casi quince días (y un mes desde que se averió), me cambiaron la tapa de balancines y un inyector, pues me dijeron que al abrir para comprobar cómo estaban los inyectores vieron que estaban encharcados en aceite, y que el tercero estaba más afectado que los demás y por eso fallaba.

Y ahora diréis, mis queridos lectores: “Si ya tienes el coche reparado, ¿a qué viene estar tan pusilánime?” Pues muy sencillo: aparte del leñazo que se ha llevado mi cuenta corriente, y aunque el coche a priori no falla, anda bien y todo eso, llevo una temporada en la que no hago más que darle vueltas a la cabeza de si quizá no debería cambiar de coche de diario por uno más “simple”, o que diera menos quebraderos de cabeza.

Quizá muchos de vosotros seguiríais con el frutero, otros venderíais el Compact; otros (los menos, espero) venderíais los dos y cogeríais un coche nuevo o seminuevo… Y así ando yo, mirando como siempre las páginas de compra-venta y oteando el mercado, por si apareciera un mirlo blanco. Así que me surgen varias posibilidades.

Opción 1: opción Low-cost.

Alguno ya me ha sugerido la opción de pillar un Dacia y hacerle kms hasta que reviente, y ahí coger otro, y otro, y otro… pero qué queréis que os diga: después de haber disfrutado de un coche con 306 cv, se me haría muy tedioso coger algo que no colme mis expectativas de un coche que ande, que sea seguro para adelantar, que ruede con el aplomo de un tren de mercancías… Life is too short to drive boring cars.

Opción 2: cambio por coche “similar”.

Similar por “categoría” y edad. En este caso barajo varias opciones, ya que me gustan varios. No descarto un Serie 5 E61 (because familar rules), o un Mercedes Clase E W211 (en este caso la berlina me gusta más), o algún otro coche que pudiera ser comparable, como un Audi A4/A6 de la época…

w211

Elegante, sobrio, con aire sleeper, ¿quizá?

Opción 3: la exótica.

Esta opción sería la que menos opciones tendría de llevarse a cabo, en ella entrarían dos fruteros que últimamente me están entrando por los ojos: el Alfa Romeo 159 y el Saab 9.3 Aero. Y aunque hay versiones potentes en ambas marcas, los rumores sobre la fiabilidad en el caso del primero y que el segundo sea de una marca que ya no existe me echan para atrás…

Opción 4: locura transitoria incoming.

Aquí me encuentro ya con mi fase de locura Petrolhead, en la cual me inclinaría por coger un M3 E46. Pero, ay, amigos, si el motor del 335i es delicado, el S54 es cuanto menos igual de delicado si no más, aunque al menos no tendría turbos (something went better than expected). Pero en este punto es cuando recuerdo que el E46 solo se hizo con dos puertas, y se me pasa la locura (ya está el Compact como coche “solo para mí”): si aparezco en casa con otro coupé, salimos el coupé y yo volando de una patada. Y el E90, pues otro tanto de lo mismo con el motor, aunque esta vez serían 8 inyectores/bobinas/bujías, y ya tengo malas experiencias con esto de la inyección directa…

Opción 5: “pocos kilómetros inside”.

Es una opción en la que se pueden encontrar coches interesantes, son coches con dos años o así y pocos kilómetros hechos, entre los que me gustan mucho el Volvo V60 (el V40 también me gusta mucho, pero es más pequeño que el 335i y el mayor motor en gasolina es el T3 con 156 cv)… o quizá la opción más similar a mi frutero, pero algo más “lógico” (un coche de 300cv lógico, sí, Angelita, sí) como coche de diario, el León Cupra ST: 300 cv en un TFSI de 4 cilindros, con menor consumo que el 35 y más moderno.

40079431_304

Parecido al frutero, podría ser buena opción. ¿No?

Quizá no compre nada, o cambie el coche “a pelo” por otro, o incluso me compre algo nuevo a estrenar (bueno, esto último casi descartado)… pero haga lo que haga lo veréis en vuestro blog preferido, en 4Wheels 4Fun.

Anuncios

4 comentarios en “Uno de esos días

  1. Personalmente cogeria la opción de quedarme con el frutero ya es es una mala bestia, si no fuera posible, la cambiaría por algo similar para poder seguir dando guerra. Por cierto el cupra me tiene enamoradito y con cuatro chuche vuela bajo. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Como poseedor un de Saab 95 Aero solo puedo decirte que no te defraudara. Tanto este como el 93 los tienes en ranchera o berlina. Lanzate a la piscina por un sueco, no te defraudara (la opción italiana me gusta y gracias a Dios no tengo el gusto de la mayoria para bien y para mal xD)

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.