Uno de esos días

Pues sí, hamijos, seguro que a vosotros también os ha pasado y puedo apostar a que más de una y de dos veces, una de esas veces en las que te arrepientes de la compra de tu coche y te planteas la vida.

Generalmente, las veces que te llegas a plantear estos extremos viene determinado por un punto de inflexión, normalmente una avería seria, de las importantes, y en esta ocasión me ha tocado a mí.

Mind blown

De tanto pensar se le ha quedado esa cara.

Sigue leyendo

Anuncios