Nos llaman locos

Nos llaman locos porque somos capaces de pasarnos horas limpiando el coche y no solo no lo consideramos una pérdida de tiempo, sino que disfrutamos mientras lo hacemos.

1632b-img_0358

Nos llaman locos porque nos conocemos al dedillo todas las características de los juguetes que merecen la pena, y por reconocerlos por el sonido de su motor cuando los oímos a lo lejos.

Nos llaman locos porque esbozamos una sonrisa cuando arrancamos el coche a primera hora de la mañana, y por girarnos a mirarlo cuando nos alejamos lentamente de él tras haberlo aparcado.

Nos llaman locos porque nuestro olor favorito es una mezcla de gasolina, frenos calientes y goma quemada, y nuestra banda sonora preferida es el sonido de un buen motor.

Nos llaman locos porque nos encanta mancharnos las manos, por no importarnos sufrir cortes o quemaduras por tener nuestro coche siempre a punto, y por alterarnos si hace algún ruido fuera de lo normal.

img-20160723-wa0002

Creo que no es la primera vez que uso esta foto.

Nos llaman locos porque para nosotros semi no es un tipo de leche, LSD no es una droga, 911 no es el número de emergencias de Estados Unidos y punta-tacón no es un movimiento de baile.

Nos llaman locos porque nos gustan la potencia y la velocidad, aunque hoy en día “no se pueda” correr, y por escoger el camino más largo de vuelta a casa.

Nos llaman locos porque vamos haciendo zigzags en la carretera para evitar baches, y porque se nos cierra el estómago y se nos corta la respiración si hay alguno que pisamos por no haberlo podido esquivar.

Nos llaman locos por querer siempre lo mejor para nuestro pequeñín, cueste lo que cueste, aunque haya que alimentarse a base de sopa de sobre durante una temporada.

Chuches

Las únicas chuches del mundo que hacen adelgazar… tu cartera.

Nos llaman locos porque subimos de vueltas el motor justo hasta antes del corte en las incorporaciones, aunque no sea necesario, solo porque nos gusta sentir la rabia que se esconde bajo el capó.

Nos llaman locos porque para nosotros el coche es algo con alma, con carácter, con personalidad, algo capaz de desquiciarte a veces, de hacerte subir las pulsaciones, de emocionarte, algo más que un trozo de chatarra.

Nos llaman locos porque somos capaces de aparcar en la punta opuesta a la entrada del trabajo, aunque esté lloviendo o nevando, solo para asegurarnos de que nadie aparque cerca y mantener nuestro zarrio a salvo.

Anochecer coche

Tu coche y tú, solos, un precioso atardecer y una carretera con curvas, ¿cómo decir que no?

Nos llaman locos porque madrugamos los fines de semana para coger el coche y dar una vuelta con él, sin rumbo predefinido, solo por el placer de conducir.

Nos llaman locos porque preferimos la gasolina al diésel, la potencia a la eficiencia, el tramo de montaña a la autopista, el manual al automático, lo viejo a lo nuevo, el deportivo al SUV.

Nos llaman locos, pero ¿sabéis qué? Los locos son ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.