Tenemos novedades

Los que me seguís, o, mejor dicho, sois fieles seguidores del blog (tanto mis entradas como las de Ander y las de Kevin) ya sabéis (porque lo hemos repetido hasta la saciedad) que nos encantan los lobos con piel de cordero (no zoo).

Lobo con piel de cordero

Cuidado: no todo es lo que parece.

Y también sabéis que, desde hace ya unos meses, ando mirando el mercado de segunda zarpa, en busca de la felicidad de un hierro que me llene.

Sigue leyendo