Un perro es un perro; un gato es un gato

Como bien sabéis los que me habéis leído ya unas cuantas veces, sea aquí o en las redes sociales, soy una persona que tiene muy claras sus ideas en cuanto a coches se refiere. Eso hace que muchas veces tenga una actitud bastante hater con algunas situaciones y/o comportamientos que me encuentro en el mundo de las 4 ruedas.

bmw-x6-m-2015-18-1010px

“Esto” es un compendio de despropósitos del departamento de marketing.

Obviamente, esta vena “destructiva” no iba a quedarse sin explorar los confines de los departamentos de marketing de las compañías automovilísticas, departamentos que nos venden coches que son una cosa llamándolos de otra forma, profanando en el proceso palabras que para todo quemado tienen un significado más profundo. Empecemos.

Sigue leyendo