Ingenieros de barra de bar

En algún momento de nuestras vidas, cualquier amante de coches que se precie ha tenido que escuchar o presenciar más de una conversación de “entendidos” del mundo del motor. Y no, no estoy hablando de los comerciales que, con tal de vender un frigorífico en el Polo Norte, se creen que has nacido ayer y te quieren hacer creer que el coche que te están vendiendo es el arma definitiva para sembrar el mal. Aunque tenga 3 cilindros y 50 cv.

Barra de bar

Aquí es donde se debaten taaaaaantos asuntos de vital importancia…

En esta entrada me voy a dedicar a desmontar los argumentos de esos “enteradillos”, o como se suele decir últimamente en muchos sitios, “los cuñados”. Porque, si bien en algunos de ellos tienen cierta parte de razón (como luego vais a ver), no son dogmas de fe y por lo tanto siempre podrá haber alguien, en algún recóndito lugar, que defienda la postura contraria.

Sigue leyendo