Tres eran tres

Tres eran tres, las hijas de Elena. Tres eran tres, y ninguna era buena. Tres como los tres mosqueteros. Tres, como las hojas de los tréboles. Tres son también las plazas de los tresillos, y, en ocasiones, el número de cilindros de algunos motores.

Llavero serie 3

Tres. ¿Qué queremos decir?

Pero no temáis, que en esta ocasión no se nos ha ido la olla (aún), y no os vamos a hablar del downsizing extremo, pero sí que os vamos a hablar de tres amigos que, un buen día y no al mismo tiempo, reunieron tres generaciones distintas de BMW.

Hace unos años, nos conocimos los tres protagonistas de nuestra entrada del día gracias a un conocido foro de temática automovilística sobre una marca concreta, sí, la que durante varios años ha sido monopolio de los taxistas (al menos en Madrid). Compartíamos interés e inquietud por dicho modelo, pero aparte de todo ello, compartíamos también similitud de opiniones sobre uno de los grupos más poderosos de esta industria: el Grupo VAG.

Sin embargo, los tiempos cambian. Por necesidades del guion, los tres anteriores talibanes del Grupo VAG, quizá en cierto modo influenciados por la opinión de Bariwelo, llegó un día en el que nos cambiamos de bando y nos pusimos la bandera bávara sobre la espalda.

Y para continuar un poco con el título de esta entrada, tres son los modelos de la Serie 3 de BMW, quizá la más famosa de todas por ser la que más unidades tiene repartidas por el mundo. Y, curiosamente, los tres protagonistas de nuestra entrada son tres modelos pertenecientes al escalón inferior en gama al modelo más deportivo de la marca: el M3.

En primer lugar, nos encontramos con el E36 de Álvaro. Un E36 328i en color Montrealblau, muy conocido por el que escribe estas líneas, ya que lo compré en febrero de 2015 y se lo vendí a Álvaro en verano de 2016. Un coche muy discreto, algo falto de cariño por parte de su anterior dueño (y por mi parte también, para qué vamos a negarlo) pero que aún tiene mucho que ofrecer.

El motor M52B28 que le da vida cuenta ya con 318.000 km, y parece que le queda cuerda para rato, es asombroso cómo estira a partir de medio régimen (aunque lo bueno del B28 es que tiene unos bajos muy llenos) y cómo se mueve en altas como pez en el agua. Álvaro nos cuenta que le ha montado suspensiones MDU, unas llantas tipo BBS de 17” y le ha hecho unas cuantas modificaciones estéticas, hasta dejarlo con un aspecto muy bonito para ser un coche de 21 años.

BMW 328i

Pues le está quedando bonito.

Por otra parte, nos encontramos a la generación intermedia, el E46, un coche con un diseño atemporal, y quizá el más vendido de la serie 3. En este caso, se trata de un 330i que, curiosamente, lo vi anunciado antes de comprar mi frutero y estuve tentado de ir a verlo.

Este E46 lleno de extras (cuero, techo solar, pack M, asientos calefactables…) es una unidad en bastante buen estado general, cuenta con un motor M54B30 entregando nada menos que 231 cv que, junto a la caja manual de 6 velocidades (esta unidad monta esa caja al ser de los últimos E46, ya que hasta entonces sólo montaban cajas de 5 velocidades) hace que el 330i se encuentre muy a gusto haciendo cruceros por autopista sin ser nada torpe en vías reviradas. Pero, como buen coche de segunda mano, hay que hacerle unas cuantas cosillas.

BMW E46 330i

Qué buena pinta tiene…

Y, para terminar, nos encontramos con el mío, el E91 335xi que ya os he presentado en otras entradas, con su motor N54B30, sus dos turbos y su caja de cambios automática (los puristas guardad los bates de béisbol, por favor). Como ya os lo hemos presentado anteriormente, no hace falta que os recuerde mucho sobre él, pero ya sabréis que es uno de los motores más potenciables que ha hecho BMW (de hecho, es la base para el motor de los actuales M4, además de haber sido el motor del mítico 1M).

Curiosamente, los tres tenemos un coche de cada generación y, detalles de equipamiento aparte y dejando las diferencias de diseño a un lado, los tres tenemos justo el escalón anterior al M3 de cada generación, tenemos tres “casi M3” salvando las distancias de potencia, las diferencias en la puesta a punto de los chasis, etc… aunque podemos decir que estamos muy orgullosos de lo que tenemos.

BMW E91 335xi

El frutero. Sobran las presentaciones, ¿no?

Quizá en un futuro, alguno de los tres (o los tres, quién sabe) podamos disfrutar de uno de esos coches marcados con la M más poderosa del mundo. O quizá no, pero creo que nuestras actuales monturas nos pueden dar muchas alegrías, tal vez no al mismo nivel que los M3, pero creo no equivocarme demasiado si afirmo que la experiencia puede ser lo bastante similar como para no echarlos en absoluto de menos.

Cada uno de nuestros coches representan tres generaciones distintas de tres muy buenos coches, y a cada uno de nosotros nos encanta el modelo que tenemos. ¿Y vosotros, con qué generación os quedáis y por qué? Dejad vuestro comentario.

 

Anuncios

5 comentarios en “Tres eran tres

    • Para mi, el e36 es ya un clásico precioso, con una pequeña inversión, un deportivo muy decente, aunque el precio sube y sube…
      El e46 está en el purgatorio.
      Y el e90/92 lo conozco bien, aunque tiene 10 años, sigue teniendo una estética actual y bastante tecnología, cómodo, rápido y bonito.
      Las tres opciones son buenas, sólo depende de las necesidades/ presupuesto.

      Me gusta

  1. Pingback: Tenemos novedades. | 4Wheels 4Fun

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s