El porqué de mi e46 330i

Hoy os traemos una nueva colaboración, esta vez de Bariwelo que, habiendo pasado por el “lado oscuro” del automóvil teniendo un 4 cilindros diésel de tracción delantera, volvió al redil con un gasolina de 6 pucheros de propulsión. Es posible que esta historia os suene a algunos, ya sea por haberla vivido en vuestras carnes o porque tengáis algún conocido que haya pasado por el mismo proceso. Abrochaos los cinturones, que arrancamos.

En una sociedad automovilista como la española, llena de coches con motorizaciones diésel, yo también compré un diésel. Deslumbrado por la patada, potencia y par, piensas: “esto es la hostia”; pero no, poco a poco te das cuenta de que el sonido no acompaña, el humo tampoco, empiezas a sentir en tus carnes que los diésel de antaño no son como los modernos, empiezas a ver cómo tendrás que cambiar los inyectores porque se rompen (suerte que en mi caso lo hicieron en un campaña de la marca), con no muchos kilómetros empiezas a sentir un cabeceo del motor en los semáforos ¿tendré algún inyector mal? Nooo, es el volante motor bimasa; escuchas silbidos raros dentro del compartimento del motor, uff, no es el turbo, pero es la EGR, en ocasiones hace un sonido bronco el motor a ralentí, ¡vaya! esta el DPF regenerando, me quedaré 10 minutos más en el coche antes de llegar a casa, después de 12 horas de trabajo a ver si acaba, y si no viajecito por autovía para que regenere, uff qué pereza. Empiezas a tener amigos con coches gasolina, con chuches y escapes que da gusto oír, y tú con tu cafetera taca, taca, taca, chof, chof, chof, que anda mucho pero no transmite… Creo que en esto de la cultura automovilista he crecido, ¡¡QUIERO UN GASOLINA Y TRASERA!!

bmw

Menuda planta.

Gracias a mi trabajo, el contacto con los coches es continuo y vas aprendiendo las bondades de unos y otros. Motorizaciones, potencias y virtudes, el que las tenga. Siempre he estado muy ligado al grupo VAG, y como es habitual el árbol no te deja ver el bosque, pensaba que VAG era lo único, pero nada mas lejos de la realidad, no era tan único.

Cuando empiezas a tocar, ver y conducir otros coches, otras marcas, te das cuenta que hay algo mas allá de VAG y el cuerpo te pide experimentar. Coches que nunca pensaría que me iban a gustar, resulta que ahora me giro para verlos bien.

Tras ver lo problemático de los nuevos motores diésel, con respecto a las averías, la gran mayoría relacionada con elementos anticontaminación decidí cambiar… ¿Y ahora qué? ¿Por cuál coche cambio mi súper guay Skoda Octavia TDI con sus 170Cv vitaminados, al que tanto había mimado? Una cosa era clara, lo quería gasolina y con propulsión trasera…

Buscaba esa sensación del 50 – 50% para todos los días, esa sensación de que se agache la trasera y no se levante el morro, la agilidad en curva que te da el no tener todo delante, y bueno… las licencias en formas de círculos que esta configuración te deja hacer. Empiezas a barajar opciones: ¿Lexus IS250, IS300, IS350? ¿Mercedes Clase C 200K? ¿Chrysler 300C? ¿BMW Serie 3, Serie 5? Bueno, buscaré sin prisa, algo saldrá….

qfi0yfg-imgur

Haciendo mis pinitos en el drift.

Sigo con mi TDI, y la idea como que se diluye, hasta que pude probar sin restricción un BMW e46 330i, y como que notas algo raro, algo extraño, parece que no anda pero anda, parece que no tiene potencia, pero empuja, será que es atmosférico, pero que compensa con el par de 6 pucheros trabajando alternativamente, y un régimen de revoluciones que llega a las 6.500rpm, algo impensable en el TDI… Sabes con seguridad que el paso por el surtidor va a ser más continuado que antes, pero tienes la seguridad de que va a merecer la pena. Siento que en las curvas no tengo que cerrar tanto el giro, claro, acostumbrado al amorramiento del TDI por su configuración de motor delantero y tracción delantera, todo el peso en el morro… cuestión de física, empiezas a pensar, y descubres que esto debe ser el 50 – 50%, en ese momento ya sabía lo que quería…

Empiezo a buscar e ilustrarme.

Todos sabemos las bondades de los 6 cilindros gasolina de BMW, pero tras mucha literatura empiezas a ver que la fiabilidad que buscabas esta ahí y con creces, te das cuenta de que va a arrancar todas las mañanas y que como mucho las averías habituales se solucionan con pocos €. El motor esta más que rodado y probado, sabes las pegas que te puede dar, y llegas a la conclusión de que lo más que te puede pasar es que se rompa una bobina de encendido, algo mucho más económico que cambiar los calentadores a un TDI con inyector bomba como el que yo tenía.

Buscas en internet, con paciencia, porque hablamos de que este modelo se empezó a comercializar en España a partir de 1999, muchas unidades no están lo bien tratadas que debiesen, encontrar una unidad en buen estado parece complicado. Buscas en compraventas, y foros, no te cuadra ninguna unidad, y eso que no soy caprichoso, me daba igual berlina que coupé, hasta que veo que hay uno en un foro muy conocido que buscaba ¡¡¡UN CAMBIO DE COCHE!!!, buscaba un VAG, tipo León, Golf, y en TDI… Yo seguía con dudas…

Hablo con un gran amigo y se lo comento, su contestación fue lapidaria: “mándale un mensaje, no pierdes nada”, así que le hice caso…

9no2wju-imgur

Menudo morro.

¡Qué bien, contesta! Resulta que esta unidad no tenía mas de 79.000km, con navegador de origen, techo solar, asientos eléctricos calefactables, inserciones en cuero, volante multifunción y una cosa muy rara, cambio SMG. Toca volver a estudiar…

Resulta que el SMG es un cambio ideado por BMW para funcionar con él como secuencial, que han desarrollado a partir de un cambio manual, de hecho usa embrague monodisco en seco, vamos un embrague como el que usamos cuando pisamos el pedal del embrague. A la hora de meter las velocidades, las horquillas en vez de manejarlas con la palanca de cambio lo hace una unidad hidráulica. Esta unidad hace la función de pisar el embrague y cambiar de marcha.

Empiezas a buscar online referencias sobre ese cambio, resulta que en los E36 fue problemático y dio bastante guerra, cómo no, la libido se te baja, ¿y ahora qué hago? ¿Me seguirá interesando? Sigo leyendo, y veo que en los E46, aun siendo delicado, no dan tanta guerra, decido arriesgarme y seguir con el trato.

v5fqtj

Huy, si tiene unos palos detrás del volante… ¿Eso qué es?

Tras intercambios varios de fotos y vídeos, concertamos una cita, cómo no, a varios cientos de km de casa, aún no sabía que iba a ser el último viaje que haría con mi Skoda… Llegamos, mi amigo venía conmigo, tomamos un refrigerio y al rato llega el que iba a ser mi nuevo coche, charlamos amistosamente, y llega lo bueno, vamos a probar los coches…

La primera impresión fue un tanto extraña. Cuesta acostrumbrarse a las levas, son raras. Aprietas cualquiera y sube de marcha, la empujas con el pulgar y baja. Aun sin pedal de embrague, el tacto y la sensación es como si tuviese un embrague convencional, ya que de hecho así lo lleva. Tanto mi amigo como yo lo probamos, un par de subidas de vueltas para ver si existía algún vacío y todo perfecto, suave y potente como son estos coches….

El otro chaval prueba mi Ex Skoda, y le gusta, lo quiere, anda lo que quiere y consume poco, perfecto…

Pero aún seguimos con dudas, mi amigo piensa, “éste no se lo lleva”…

Tras una llamada a mi mujer, treinta minutos de charla… ¡¡Saca los papeles que el bávaro se viene conmigo!!…

El  viaje de vuelta… Esa ya será otra historia…

Anuncios

Un comentario en “El porqué de mi e46 330i

  1. Pingback: Tres eran tres | 4 Wheels 4 Fun

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s