Arreglando la F1

Aviso a navegantes, esta entrada va a ser un poco polémica. Luego no digáis que no estabais advertidos.

Todos hemos escuchado, incluso dicho, eso de que la Fórmula 1 actual es aburrida, que antes no era así, que en la época dorada de este deporte había más espectáculo, que no se puede permitir que haya un coche tan superior a los demás etcétera. Incluso hay osados que dicen que todos los coches deberían ser iguales.

F1 Gran Turismo

¿Os acordáis del F1 de Gran Turismo 4? Mismo coche; distintos colores. ¿Eso queremos para la Fórmula 1?

Pues no, señores, esas afirmaciones no son correctas, no en mi opinión al menos. Y voy a explicaros por qué.

La Fórmula 1 es un deporte de equipos, por mucho que nos “vendan” que es un deporte individual, un uno contra uno entre pilotos. Hay muchísima gente detrás de cada monoplaza; desde el que lo diseña, hasta el que pone el dinero, pasando por el que aprieta las tuercas o el que monta y desmonta el motorhome. Son cientos de personas las involucradas en una escudería, muchas de ellas anónimas, sin cuyo trabajo esto no saldría adelante.

Para que un piloto pueda ganar una carrera, antes se tiene que haber hecho un coche ganador, si no, como mucho optará al segundo puesto. Es por eso que todos han de trabajar conjuntamente, buscando el mismo objetivo, y no se puede permitir que una persona “contamine” el proyecto con su ego, sea el piloto o sea el que pone el dinero. La escudería está por encima de todo.

GP CINA F1/2013

Son unos cuántos ¿verdad? Pues faltan muchos, muchísimos en la foto.

Han de estudiar el reglamento de arriba abajo, para construir un coche dentro de los límites, incluso que juegue con ellos (el llamado unfair advantage). Si lo consiguen, fabricarán un coche que será superior y si además, consiguen encontrar una tecnología que es revolucionaria, abrirán brecha con respecto a sus competidores.

Esa brecha es la que hay ahora mismo entre Mercedes y el resto (aunque se ha reducido bastante), propiciada por un cambio radical de reglamento que permitió a Mercedes tener una unidad de potencia mucho mejor diseñada que la de las demás escuderías, unido a la falta de tests que permitan a los demás equipos evolucionar, ha hecho que estemos donde estamos. Pero, aunque se nos haya olvidado, esto no es la primera vez que pasa en la historia de la F1.

En su día, Colin Chapman diseñó un monoplaza que supuso un grandísimo paso en el tema aerodinámico; el Lotus 78. Fue el primero en llevar un fondo con forma alar que le permitía, junto con las faldillas laterales, pegarse al suelo de un modo nunca visto hasta entonces (el conocido como efecto suelo), con lo que conseguía un paso por curva muy superior a sus rivales.

También fue muy superior el Lotus 79, que siguiendo la estela de su antecesor, dominó con mano de hierro el mundial.

El Williams FW14 fue, seguramente, el F1 más avanzado que ha habido nunca. Con su suspensión regulable, permitía que el coche mantuviera siempre la misma altura (a altas velocidades, el coche se “aplasta” contra el suelo debido a la carga aerodinámica), con su correspondiente mejora aerodinámica. A eso había que sumarle el cambio secuencial y el control de tracción. Algunas de estas tecnologías están prohibidas “en aras del espectáculo”.

Y qué decir del McLaren MP4-4. Aquel monoplaza propulsado por Honda, ganó 15 de las 16 pruebas del mundial. Un dominio mayor que el que ejerce Mercedes sobre Ferrari en la actualidad. Y entonces nadie decía que las carreras fuesen aburridas.

Vale, diréis, ya ha pasado anteriormente, y qué, por qué no hacemos que todos los coches de F1 sean idénticos, y que solo cambie el color, como se hace en las copas de promoción. Pues simplemente porque eso no sería Fórmula 1, no al menos si tenemos en cuenta su historia.

La F1, incluso antes de llamarse como tal, empezó como empiezan todas las carreras de coches, con la intención de demostrar que un coche es superior al resto. Diferentes constructores se reunían en un lugar concreto, para recorrer una determinada distancia, por un trazado delimitado, en el menos tiempo posible. Y el que ganaba era el mejor, así de simple.

circuito de lasarte

Coches que en su día pasaban por las carreteras de mi pueblo.

La competición hacía que esos coches de carreras fuesen evolucionando con el simple propósito de ir cada vez más rápido y, toda esa tecnología, toda esa evolución, empezó a llegar a los coches de calle.

La mayoría de las mejoras que han introducido nuestros vehículos, vienen de la competición, donde han sido desarrolladas y puestas a punto bajo unas exigencias que jamás tendrá un coche de calle.

¿Qué creéis que pasará si hacemos de la Fórmula uno una especie de copa de promoción? Que los fabricantes no tendrán que evolucionar sus coches porque todos son iguales y todos corren lo mismo, con lo que no se desarrollarán tecnologías que de otro modo sí que se desarrollarían, o se crearán mucho más tarde. Es lo que está buscando la FIA, presionada por Bernie Ecclestone, mediante una reglamentación cada vez más densa, donde se limita prácticamente todo, y no hay espacio para la imaginación de los ingenieros. Y lo hacen porque saben que a corto plazo les supondrá engordar su cartera de forma espectacular. De lo que se olvidan, seguramente queriendo, porque para cuando todo explote ellos no estén en el cargo, es que lo que están haciendo es asfixiar un deporte antaño digno de elogios. Se supone que la F1 es la élite del automovilismo, yo hace años que no lo veo así.

No se puede permitir que con cada nuevo giro reglamentario, los coche sean más lentos, y que estén más limitados en todos los sentidos. Si los alerones no estuvieran inventados y alguna marca quisiera introducirlo en la F1 actual, no se le permitiría.

Es por esto por lo que creo que la F1 debería cambiar y abrir la reglamentación a diferentes tipos de arquitecturas de motor; en línea, en V, bóxer o rotativos, atmosféricos o sobrealimentados, y que solo pusiera un límite de potencia y de consumo, dejando así que los fabricantes se “volvieran locos” y desarrollasen motores y tecnologías que sí llegasen a nuestros coches. ¿Os acordáis de los añorados Grupo B de rallyes? Aquellos monstruos salieron de una reglamentación que daba carta blanca a los ingenieros. Esa era fue la más gloriosa del campeonato del mundo de rallyes, y seguramente no volverá.

Básicamente, deberían hacer lo que hacen en el WEC (que es ahora mismo la punta de lanza tecnológica del automovilismo), donde tenemos coches con motores gasolina y diésel, con motor delantero central o central a secas, y con unos sistemas de recuperación de energía diferentes para cada marca. Y nadie puede decir que este campeonato sea aburrido, más bien al contrario. Yo de hecho, le añadía toques de Grupo B en forma de libertad ingenieril y hacía que los F1 volviesen a ser esos coches difíciles de pilotar (y no hablemos ya de llevarlos al límite), que aumentase el salto que hay entre los campeonatos de promoción y la Fórmula 1, haciendo que los pilotos jóvenes como Max Verstappen (y que conste que me encanta) tuviesen más complicado lograr victorias. Además, de ese modo saldrían tecnologías que nuestros coches de calle equiparían en el futuro. ¿Dónde creéis que se desarrollaron los turbocompresores que equipan la gran mayoría de coches en la actualidad? En las carreras.

Red Bull X2010

Adrian Newey imaginó un F1 del futuro para Gran Turismo.

Es obvio que el WEC le está comiendo la tostada a la F1. Tanto es así que muchos pilotos de la actual parrilla de la Fórmula Uno están tentados de correr en él (alguno ya lo ha hecho, incluso con victoria en las 24h de Le Mans), y que visto que el WEC le estaba quitando protagonismo a la F1 (las audiencias no engañan), la FIA, sucumbiendo ante las presiones de Bernie Ecclestone, ha hecho coincidir las 24h de Le Mans con un GP de F1, evitando de facto, que los pilotos cambien de volante.

El 2017, puede ser una oportunidad para introducir cambios en la reglamentación que permitan que los ingenieros dejen volar su imaginación. Esperemos que no sea una oportunidad perdida, como la han sido las demás “revoluciones” normativas, y que vayan más allá de retoques “estéticos” como el ensanchar los neumáticos y aumentar la potencia. Esperemos que la F1 recupere la esencia de lo que un día fue.

Anuncios

7 comentarios en “Arreglando la F1

  1. No nos engañemos nunca volveremos a ver un motor como el honda del McLaren MP4-4, ese motor 1.5 V6 JAPONES a 12.500rpm, con sus 4 valvulas por cilindro, su doble turbo, dando 680cv, BRUTAL!
    F1 de hombres, conducido por hombres: Ayrton Senna.

    Me gusta

    • Eso está claro, son motores de otra época (mejor). Por cierto, tanto que alabas los Honda y sus motores, ¿se puede saber qué haces con un Silvia S13? Sabes que es un Nissan, ¿no? XD

      Me gusta

  2. Estoy extremadamente de acuerdo. La F1 siempre ha sido así, siempre hubo coches dominadores. Obviamente, antes eran más difíciles de conducir, y se le daba más épica al piloto por llevar esos trastos a un límite más crítico que los modernos. A mi me gusta la comparación con los deportivos de calle moderno. La F1 ha evolucionado igual con respecto a la industria del automóvil. Ahora un deportivo sirve para el día a día perfectamente, son coches muy completos e incluso el más torpe, con ayudas etc puede conducirlo rápido. La F1, muy parecida. Obviamente solo los mejores llegan a la F1, pero los coches de ahora son más dóciles, a pesar de ser uno de los momentos en que más cv está rindiendo un motor, pero no creo que la épica de ver verdaderas peleas para mantener un coche en pista vuelva a la F1. Simplemente, la técnica utilizada está muy evolucionada, un límite “más fácil” de encontrar.

    Le gusta a 1 persona

    • Completamente de acuerdo, aunque quizá, y solo quizá, si dejasen a los ingenieros la libertad que deberían tener, harían los coches más radicales, haciendo que fuesen más complicados de llevar, algo a lo que ayudaría la reducción de la carga aerodinámica, que es una ingeniería que no llega a los coches de calle normales. Justamente, con igualar tanto el reglamento, se propicia que los diseñadores busquen ventajas en ese apartado (no hace falta más que ver lo elaborados que están los alerones y demás apéndices), siendo la aerodinámica, además, la que más limita los adelantamientos.

      Gracias por comentar. Un saludo.

      Me gusta

  3. Pingback: El drifting y lo que ha supuesto en la puesta a punto de los coches | 4 Wheels 4 Fun
  4. Pingback: Consecuencias de un calentón: BMW 323ti vitaminado | 4 Wheels 4 Fun
  5. Pingback: Un año ya | 4 Wheels 4 Fun

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.