Experiencias: Curso de conducción

El pasado domingo 20 de diciembre, después de haber ejercido mi derecho a voto, asistí a un evento en el que llevaba mucho tiempo deseando participar: un curso de conducción. En este caso, tuvo lugar en el Circuito de Olaberria, y era impartido por Andrés y Ander Vilariño, aunque normalmente también suele participar Ángela Vilariño.

IMG_6372

Aunque se trataba de un curso básico, me serviría como base para otros que pudiera hacer en un futuro, con lo que fui con muchas ganas de aprender y, cómo no, de disfrutar de una experiencia nueva para mí.

El curso, que se centraba en la conducción segura, también tenía una parte enfocada a la conducción en circuito, además de la parte teórica que todo curso debe tener.

Así pues, llegué al circuito a eso de las 10.15 (empezaba a las 10.30), aparqué mi coche y me dirigí a donde nos iban a dar las explicaciones que después aplicaríamos en los diferentes puntos de las instalaciones, incluyendo la pista.

La parte teórica se dividía en dos partes. La primera, nos explicaba uno de los puntos más importantes y más despreciados por los conductores a la vez; la posición de conducción. Para poder “dominar” un coche como es debido, es VITAL (nótese la importancia imprimida a la palabra) sentarse correctamente.

No se puede estar ni muy cerca ni muy lejos del volante, pues impediría un correcto manejo del mismo, con los problemas evidentes que ello acarrearía. Debemos poder girar el volante sin despegar la espalda del respaldo (indicativo de que nos hemos sentado demasiado lejos del aro) y tener libertad de movimientos (si no la tenemos es que nos hemos acercado demasiado).

postura-conducir-720x374

La postura a la hora de conducir, eso tan despreciado por muchos.

Después, venía la parte más divertida para los quemados, la parte de la conducción “dinámica”. En ella, se nos daban unas pautas básicas para el correcto trazado de diferentes tipos de curvas (de radio constante, de radio decreciente y de curvas enlazadas). Por supuesto, también nos explicaron cómo frenar correctamente y cómo actuar ante el subviraje, sobreviraje y aquaplaning en situaciones de aceleración y frenada.

Uno de los puntos más importantes de esta parte dinámica, era el del movimiento de manos en el volante. Este aspecto, tan despreciado o más que el de la correcta posición de conducción, es también VITAL para un correcto control del coche, pues si no lo hacemos correctamente podemos encontrarnos en una situación en la que necesitemos más giro de volante y tengamos los brazos cruzados (algo que nunca hay que hacer). También se recalcaba la importancia de llevar las dos manos al volante, en la posición de nueve y cuarto o diez y diez.

Esta segunda parte de la teoría sería la que más tarde practicaríamos en la pista y en la explanada de las frenadas y el slalom, cada alumno con un tutor, Andrés en mi caso, y un BMW E46 323i puesto por ellos para la ocasión.

Así pues, lo primero que hice después de la teoría fue sentarme al volante del coche, ajustarlo todo a mi gusto, y dar un par de vueltas a la pista con el tutor sentado en el asiento del copiloto, para que de este modo pudiera evaluar mis puntos fuertes y los que tenía que mejorar, de cara a reforzarlos en los ejercicios posteriores.

Una vez dadas las vueltas de “reconocimiento”, fui a la explanada en la que practicaría las diferentes técnicas que más tarde aplicaríamos en el circuito. Allí, Andrés me explicó en qué consistía el primer ejercicio. Se trataba de un slalom que serviría para entrenar el movimiento de manos en el volante.

A pesar de que ya había practicado dichos movimientos con anterioridad de cara a los trackdays en los que he participado y de que en las vueltas al circuito Andrés me indicó que movía muy bien las manos, el ejercicio me sirvió para pulir algunos detalles que se me escapaban, como el soltar el volante lo justo para que deslizara en mis manos, sin llegar a soltarlo del todo nunca, permitiendo una transición más fluida y rápida entre giros a derecha e izquierda.

Así pues, hice algunas pasadas a dicho slalom, más suave al principio y más rápido al final, en el que fui cogiendo un poco las medidas al BMW.

Después, empecé con las frenadas en mojado. Era la primera vez que frenaba tan “a saco” con un coche, ya que en el circuito nunca llegas a parar el coche del todo. La primera prueba era sencilla; consistía en frenar recto, hasta parar el coche, tomando como referencia unos conos puestos en la pista, después de acelerar a tope.

Prueba conos 1

Ejercicio 1.

La primera frenada, la fallé, y no porque no parara el coche, sino porque empecé a frenar antes del punto señalado. Según me indicó Andrés es algo habitual, ya que no es una técnica que hagas todos los días, y existe una especie de “miedo” a pegártela a pesar de estar en un entorno controlado y seguro. Después de repetir un par de veces más el ejercicio y de ver que lo dominaba, me pasó al siguiente nivel.

Este segundo ejercicio consistía en realizar una esquiva frenando hasta parar el coche. El introducir un giro de volante (dos en realidad) mientras frenabas con todas tus fuerzas sobre mojado hacía que las cosas se pusieran interesantes.

Prueba conos 2

Ejercicio 2.

Como hiciera en el ejercicio anterior, debía acelerar a tope el coche y después frenar en el punto indicado, pero esta vez debía girar el volante a la izquierda y después deshacer el giro para detener el coche recto, como si hubiera esquivado un objeto en plena frenada.  Obviamente, también repetí este ejercicio unas cuantas veces, hasta dominarlo del todo, momento en el cual, pasé al último nivel. Antes, eso sí, rodé un par de vueltas más en la pista para ir poco a poco aplicando lo aprendido en los ejercicios practicados hasta entonces.

Tomando como base la práctica anterior, esta prueba rizaba más el rizo aún. Después de haber esquivado el objeto imaginario, tal y como hice antes, tenía que acelerar de nuevo y deshacer la esquiva, volviendo a mi “carril”, como si me encontrase un coche en mi camino, frenase y lo esquivase invadiendo el sentido contrario y una vez sobrepasado dicho coche, volviese a mi carril.

Prueba conos 3

Ejercicio 3.

El problema de este ejercicio era el trabajo que se te acumulaba haciendo y deshaciendo giros de volante en tan poco tiempo mientras frenabas al principio y acelerabas al final. Fue el ejercicio que más me costó, llevándome puestos un par de conos en sendas pasadas. Me hizo sudar, pero me sirvió para aprender a reaccionar ante una situación bastante extrema que espero no encontrarme nunca, y sobre todo para aprender a mover las manos más rápidamente.

Una vez terminé los ejercicios, llegó la hora de meterse al circuito y de practicar con las trazadas y frenadas en pista, para lo que me valdría lo aprendido antes, pero que añadía un tipo de frenada que no había practicado hasta entonces en el curso: la frenada regresiva.

Este tipo de frenada, que consiste en frenar fuerte al final de una recta e ir soltando el freno poco a poco mientras entras en la curva, cargando lo justo el morro para ayudarle a meterse al vértice, me sale de forma natural en el Clio, pero curiosamente se me “olvidaba” practicar con el BMW.

Andrés, muy atento en todo momento, me corregía los fallos que cometía, haciendo que cada vez fuera más y más rápido, llegando al punto de casi tener que ponernos los cascos. Su “diviértete” al entrar a pista por última vez caló hondo en mi mente. Lo estaba pasando genial dándolo todo. Hubo incluso algún momento de susto debido a que ya iba buscando el límite, a pesar de la evidente falta de potencia de un motor pequeño para el peso de un E46 (motor, por otra parte, adecuado para cursos de este estilo). También me ayudó a corregir un par de puntos de la trazada que se me atragantaban, y que servirán para mejorar mis tiempos la próxima vez que vaya a correr unas tandas de karts a Olaberria.

Al final llegó la hora de terminar un curso en el que aprendí mucho, muchísimo, y me divertí tanto o más. Fue una experiencia que nunca olvidaré, una experiencia que me ha hecho mejor conductor, y que me sirve para hacer una recomendación.

Estos cursos son muy útiles para mejorar tu conducción, y pueden suponer la diferencia entre darte un golpe o salvarlo en el último segundo y que “solo” quede en un susto. Además, si eres asiduo a los trackdays, te sirven para conocer mejor las reacciones que puede tener tu coche en una situación límite, y te permitirán mejorar tu respuesta ante ellas, tanto en tiempo de reacción como en la elección del proceso a usar para salir de esa situación comprometida. Esto, además de hacer que vayas más seguro en tu coche, hará que mejores tus tiempos por vuelta, pues habrás aprendido a corregir esos fallos que antes cometías sin darte cuenta.

Lo mejor de todo, es que todo lo que has mejorado tú, se verá reflejado en todos los coches que conduzcas en tu vida. Es una mejora ligada a ti, no al coche, con lo que no tendrás que volver a invertir dinero en cada coche que compres. Además, los cursos son complementarios, no anulas las mejoras obtenidas en uno con la participación en otro, como ocurre muchas veces con las mejoras físicas de los coches.

Por ello, recomiendo encarecidamente que asistas a cursos de este estilo. Harán de ti un conductor mejor y más completo. Podrás ir progresando a medida que hagas más y más cursos siempre que estés dispuesto a aprender. Recuerda: el saber no ocupa lugar.

Anuncios

5 comentarios en “Experiencias: Curso de conducción

    • ¡Gracias! Sí, la idea es la de ir haciendo otros cursos de diferentes tipos para ir mejorando como conductor y como “piloto” cuando entre a circuito. Estoy deseando volver a pisar pista para poner en práctica lo aprendido aquí.

      Me gusta

  1. Pingback: Entrevista Ander y Ángela Vilariño | 4 Wheels 4 Fun
  2. Pingback: Un año ya | 4 Wheels 4 Fun
  3. Pingback: Crónica VW Race Tour 2018 | 4Wheels 4Fun

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.